Inspección de la colmena

La apicultura es una actividad tan emocionante que entran ganas de abrir la colmena para inspeccionar a las abejas todos los días, pero no es bueno para ellas. Una inspección semanal durante el periodo que va desde la primavera hasta el otoño es suficiente. Durante el invierno no se las debe molestar.

¿Por qué hay que inspeccionar la colmena?
Se inspecciona con el fin de averiguar cómo están las abejas, asegurarse de que están bien y que su trabajo transcurre sin problemas. La inspección, es probablemente la parte más divertida de la apicultura, ofrece la oportunidad de ver el interior de la colonia y de obtener mucha información acerca de ella. Una inspección eficaz debe responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Está la reina presente y poniendo?
  • ¿Tiene la colonia suficiente espacio?
  • ¿Tiene la colonia suficiente reserva de miel y polen?
  • ¿Goza la colonia de buena salud?
  • ¿Hay celdas reina?

Es bueno tener claro la información que estás buscando antes de comenzar la inspección. Te resultará más fácil tomar notas, responder a estas cinco preguntas en tu cuaderno y comparar el estado de la colmena con la anterior inspección.

¿Cuándo es el mejor momento para inspeccionar la colmena?
El mejor momento para inspeccionar es entre las 11:00 y las 16:00, en un día soleado y cálido, cuando las abejas están fuera buscando comida.

¿Cuánto dura una inspección?
Por lo general, la inspección debería llevar alrededor de media hora por colmena. El tiempo vuela cuando uno se divierte y te puedes dejar llevar fácilmente, sin embargo es importante tratar de mantener un tiempo de inspección mínimo para reducir el estrés en las abejas.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!