Cómo entender a tu cobaya

Las cobayas son criaturas muy afables. Para empezar, están los ruiditos para darte la bienvenida, a ti o a la comida que les llevas. Ponen tanto énfasis que sus orejas se mueven hacia arriba y hacia abajo, indicando lo felices que son.

Luego está el ronroneo. Sucede cuando conocen a otra cobaya por primera vez, sobre todo si se trata de un encuentro chico-chica. Si surge alguna disputa entre las cobayas, el ronroneo estará acompañado por un castañeteo de dientes.

Y después están las sonidos de fondo, cuando se comunican mientras comen, hablando de comida obviamente.

Problemas de comportamiento
Las cobayas son criaturas sociales, rara vez pelean entre ellas. Sin embargo, si no hay suficiente comida, una hembra dominante puede empezar a intimidar a las demás. Si no hay acuerdo dentro de un grupo de hemrbas es importante para proporcionarles varios bols de comida y tubos para esconderse. También se puede considerar introduccir un macho capado para que tome el control y ponga orden.

Si hay falta de comida, en particular falta de heno, las cobayas dominantes pueden empezar a masticar el pelaje de las demás. Esto se conoce como la barbería, y la culpable será la única que quede con pelo. La barbería también se produce si las cobayas se aburren. Así que proporciónales un montón de heno y deja que hagan mucho ejercicio, verás como dejan de masticarse el pelo las unas a las otras.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!