Dos es compañía cuando se trata de conejos

La mejor manera de introducir un nuevo conejo en la familia es haciéndolo en territorio neutral; poner un conejo nuevo en la casa de un conejo existente casi siempre termina en pelea. Una buena manera de hacer esto es llevar a tu conejo contigo cuando vayas a elegir uno nuevo en la tienda de animales, donde un criador local o en un centro de conejos. Si se llevan bien, llévalos a casa juntos en la misma caja. Esto ayudará al proceso de unión, ya que ambos estarán nerviosos en el coche.

Al llegar a casa, colócalos en territorio neutral. Es muy importante que no los pongas directamente en la casa del conejo existente. Supervisa el tiempo que estén juntos y evalúa si se llevan bien. Si surgió amor a primera vista podrás alojarlos juntos esa noche, pero asegúrate de que hay suficiente espacio que se puedan alejar el uno del otro si quieren, y proporciónales 2 bols de comida, etc. Normalmente se necesitan varios encuentros para que los conejos lleguen a entenderse, por eso ten a mano un recinto de respuesto para el nuevo conejo, puedes necesitarlo las primeras veces. Intenta que se reconozcan por la vista y el olor, coloca algunos de los excrementos de uno en el recinto del otro para que se acostumbren a otro olor en su territorio. Introdúcelos todos los días en territorio neutral hasta que estés seguro/a de que se llevan bien, y entonces podrás alojarlos juntos.

Recuerda que si crías hembras y machos sin estar castrados, puedes tener un repentino aumento de la familia. ¡La cría no es algo para tomarse a la ligera!

Productos Relacionados

Imágenes de Clientes

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario