Cuando la primavera llega...

El jardín empieza a salir de su letargo invernal y los patos disfrutan de más horas de luz, producen más huevos y corren felices por el jardín.

Es un buen momento para aprovechar el compost que los excrementos de tus patos han producido, cultivar en tu jardín y asegurarte un suministro abundante de hortalizas y frutas. El estiércol de pato es especialmente bueno para plantas como la grosella, perfecta para acompañar un helado o una tarta, ¿no crees?

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

Get the Omlet Newsletter!

Cerrar

Sign up for competitions, news, special offers & more. It's free!