Cómo coger y manejar a un hámster

La mejor manera de acercarte a tu hámster es suavemente y sin movimientos bruscos para no asustarlo. Si está dormido, da un toquecito a la casa o al nido para despertarlo, y déjalo salir caminando. Nunca lo cojas cuando esté durmiendo porque seguro que se asusta y puede que te muerda porque tiene miedo.

Cómo coger a tu hámster
Con tu hámster sobre la bandeja de la cama, pon tus manos delicadamente sobre él, pero déjalo salir si quiere (y espera unos segundos antes de volver a intentarlo. Repite este proceso hasta que se sienta seguro estando en tu mano. De momento, no lo levantes. Haz esto varias veces al día durante los primeros días y tu hámster estará mucho más tranquilo.

Háblale y acarícialo suavemente intentando no tocarle la cabeza. Una vez que el animal se ha acostumbrado a ti, puedes levantarlo. Para hacer esto, coloca una mano firme, pero con tacto, alrededor de su cuerpo (como lo harías con el ratón del ordenador) o las dos y levántalo. Cualquier manera es adecuada, hazlo como te resulte más fácil.

Una vez que el hámster sabe que no vas a hacerle daño, los dos os sentiréis más seguros y pronto lo encontrarás esperándote para ser cogido. Para los niños pequeños manejar al hámster será más fácil si extienden las manos. El hámster caminará entre las manos y las patas se le quedarán entre los dedos, por lo que disminuirá la velocidad.

Para agarrar al hámster en cualquier momento, necesitas seguir el siguiente procedimiento. Golpea suavemente la jaula, abre la puerta, llama al hámster por su nombre, y espera a que llegue a la puerta. No intentes cogerlo si duerme ni intentes sacarlo de casa con un dedo, podría morderte. Te llevará algunos días hacer esto, pero finalmente el hámster acudirá siempre. Lo importante es disfrutar de tu hámster y haceros amigos.

Y por último, lávate siempre las manos después de haber cogido a tu hámster.

Las mejores horas
Los hámsters duermen mucho por el día. Para animar a tu pequeño roedor a ser más activo cuando tú estás despierto/a, dale de comer en los momentos que puedas hacerle compañía, por ejemplo, al llegar a casa del colegio o del trabajo.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario