Anatomía del conejo

El mundo exterior puede llegar a ser muy grande y duro para los conejos, por lo que desarrollaron algunas características para sobrevivir y avanzar en la naturaleza. Si pasas un rato observando a tus conejos, podrás ver estas características y otros patrones de comportamiento.

1 Cuarto trasero
2 Lomo
3 Hombro
4 Cuello
5 Orejas
6 Ojo
7 Nariz
8 Boca
9 Papada
10 Pata delantera
11 Uñas
12 Corva
13 Cola

Orejas:
Con sus grandes orejas, obviamente, los conejos tienen buen oído. Lo mejor de todo es que pueden moverlas de manera independiente, lo que les permite claramente localizar el peligro en cualquier dirección.

Ojos:
También tienen ojos grandes. Los ojos de un conejo sobresalen a los lados de la cabeza, lo cual les proporciona una visión de casi 360º. La única zona que no pueden ver es justo en frente de su propia nariz. Para "ver" si algo es comestible, el conejo tocará el objeto con su sensible labio superior.

Dientes:
Los dientes de los conejos están siempre creciendo para hacer frente a todo lo hay que roer. De hecho, si no los desgastan comiendo hierba, podrían crecer hasta 12 cm al año. Esta es la razón por la que dar un montón heno a tu conejo, es la mejor manera de mantener sus dientes en buen estado. Sus dientes incisivos, junto con los de las liebres, hace que estos animales se distinguan de otros roedores, pertenecen a la orden de los Lagomorfos.

Nariz:
¿Por qué los conejos mueven tanto su nariz? Porque sus receptores, altamente sensibles, están expuestos al aire para que puedan detectar cualquier peligro. Si tu conejo deja de mover la nariz, significa que está completamente relajado.

Digestión:
Los conejos tienen un sistema digestivo que funciona en dos etapas. Después de que la comida masticada pase por el tracto digestivo superior donde se ha mezclado con los jugos gástricos en el sistema digestivo inferior, el material fibroso se expulsa hacia fuera y se convierte en lo que reconocemos como excrementos de conejo.

El resto de la mezcla, líquidos y la parte no fibrosa, pasa al intestino ciego (un gran tanque de fermentación), donde una gran cantidad de bacterias trabajan para liberar lo mejor. La mayor parte se transforma en bolas, caecotrophs, que el conejo come directamente una vez expulsadas, asborbiendo así muchos más nutrientes después de que las bacterias del intestino ciego hayan tenido tiempo de actuar.

Espalda:
Los conejos tienen una espalda relativamente débil y debido a la fuerza de sus patas traseras pueden causarse daños considerables a sí mismos. Asegúrate de supervisar a los niños ​​cuando van a manejen a los conejos, para que puedan sostener adecuadamente su espalda y patas. Los conejos lucharán si se sienten inseguros. No hay que olvidar que los conejos prefieren la interacción a nivel del suelo, ya que es su entorno natural.

Patas:
Con sus potentes patas traseras los conejos pueden realizar grandes saltos y cavar hoyos considerables. Si están en peligro, con un golpe repentino en el suelo harán gran un ruido para alertar a otros conejos del problema.

Cola:
La cola no está solo para adornar. Los conejos silvestres tienen la parte inferior de la cola clara y la utilizan como señal de peligro y para comunicarse con otros conejos cuando están comiendo en un gran área.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!