Hay tiempo de espera debido a la gran demanda. Entra en nuestra página de Entrega para más información.

El movimiento

A primera vista parace que los gusanos no tienen patas ¿verdad? Pues en realidad tienen un montón. Si los miras con un microscopio podrás ver un montón de patas alrededor de su cuerpo, se llaman setae, ayudan al gusano a moverse. Lo increíble de estas patas es que los gusanos pueden sacarlas fuera o meterlas hacia dentro según quieran. Para moverse, el gusano saca las patas de la parte posterior de su cuerpo y las ancla al suelo, mientras sus músculos lo empujan hacia adelante. Después, se ancla con el extremo de la cabeza y lleva el resto del cuerpo hacia delante.


Fluido celómico

Los gusanos producen baba, fluido celómico en grandes cantidades, los mantiene lubricados mientras excavan. Se cubren con él cuando pasan mucho frío o calor, o si están molestos por productos químicos o depredadores. El gusano llamado Didymogaster sylvaticus, para asustar a los depredadores lanza su baba al aire, por encima de los 30 cm. El gusano de Australia, Megascolides australis, puede rociar solo hasta 10 cm pero mercía una mención ya que pueden crecer hasta 3,5 metros de largo y, como su piel es muy frágil, cubren todas sus galerías con tal cantidad de fluido que puedes oírlos cuando se desplazan a varios metros de profundidad.

Imágenes de Clientes

Comentarios Leave a comment

There are no comments just yet