¿De dónde vienen las cobayas?

Las cobayas viven en estado salvaje en Sudamérica, en zonas rocosas, praderas y bosques. Viven normalmente en grupos de 10 adultos, en madrigueras excavadas por ellas mismas o por otros animales. Durante la noche son más activas, salen a buscar comida en una amplia variedad de plantas.

Fueron domesticadas por primera en el 2000 a.C. en los Andes en Sudamérica, en la región ahora conocida como Perú y Bolivia. En un principio se criaban para comer, pero algunas se convitieron en la mascota de la familia. Normalmente no se compraban, más bien eran un regalo, especialmente en las bodas, para invitados especiales o para los niños. Se criaban en la cocina de casa, donde corrían libremente.

También desempeñaban un papel importante en los rituales tradicionales de curación, eliminaban a los espíritus malignos. En la medicina andina la cobaya se frotaba sobre el cuerpo del paciente enfermo, y cuando empezaba a emitir sonidos se creía que identificaba la zona afectada. Las cobayas negras eran consideradas especialmente sagradas, ya que su color era menos ususal. La mayoría de los cuyes silvestres son de color marrón o gris, similar al color agouti.

A partir de 1700, comerciantes holandeses e ingleses trajeron cobayas de Sudamérica a Europa, convirtiéndose en las mascotas más populares entre la aristocracia. En el viaje a Europa se hacía parada en Guinea, lo que llevó a la gente a creer que era de donde provenían las cobayas. La reina Elizabeth I tuvo una como mascota, contribuyendo al éxito de la especie.

Hoy en día son mascotas muy populares. Son amigables y no suelen arañar o morder (si recibes un mordisquito, probablemente haya sido sin querer, porque han confudido tu dedo con una zanahoria). Son muy resistentes, y si las cuidas bien, tendrán muy pocos problemas de salud.

Imágenes de Clientes

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Close

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!