Abrir la colmena

Lo ideal sería abrir la colmena cuando el tiempo está calmado y es cálido (evitar la operación si está lloviendo). Habrá menos abejas en la colmena si se abre durante el día, cuando todas están fuera buscando comida. Al quitar la tapa, colócala a un lado, de manera que no entorpezca la entrada de las abejas.

Temperamento
No todas las colonias reaccionan de la misma cuando están siendo inspeccionanadas. Algunas son muy dóciles y apenas habrá que ahumar, otras se calman después de ser ahumadas durante unos minutos y después de abrir la colmena. Esto permite que las abejas huelan el humo y tengan tiempo para comer un poco de miel, resultando más fácil trabajar con ellas.

Temperamento
Una vez que se retira la tapa, comprueba y asegúrate de que la reina no está en ella. Es poco probable, pero si está, es importante devolverla a la colmena. La mejor manera de hacerlo es guiándola con el dedo. Otra opción es dejarla subir en tu espátula de trabajo y ponerla de vuelta en la colmena, a ser posible en el nido de cría. Seguramente se esconda rápidamente entre los marcos. Ten mucho cuidado al hacer esto, ya que cualquier daño a las patas de la reina podría perjudicar gravemente su capacidad para poner huevos.

Después de lo anterior, puede que tengas que aplicar un poco de humo en la parte superior de los marcos mientras las abejas salen a ver lo que está pasando. Notarás que empezarán a seguir tus movimientos. Son las guardianas, un poco de olor a humo las alejará de nuevo dejándote libre para continuar con la inspección.

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!