Queremos informarle que Omlet sigue funcionando con normalidad y sus pedidos serán enviados en el tiempo establecido.

Cómo coger y manejar a un jerbo

De entre todas las mascotas pequeñas puede que los jerbos sean los más dóciles y los más fáciles de manejar. Son muy curiosos, por lo que no tardarán en acercarse, y al día o dos de llegar a casa se dejarán coger y manejar.

La mejor manera de coger a un jerbo es dejar que salte a tu mano abierta en vez de intentar agarrarlo desde arriba. Al final tus jerbos se volverán tan mansos que saltarán directamente a tu mano, especialmente si es recompensado con algunas semillas de girasol.

Cómo no coger a un jerbo
En la naturaleza, las aves son sus depredadores, por lo que desconfían de una mano bajando desde arriba para agarrarlos.

Aunque las colas de estos animales parecen resistentes, en realidad son muy frágiles. Nunca agarres a un jerbo por su cola, pon tus manos debajo de su cuerpo y levántalo mientras sujetas la base de la cola entre tus dedos para evitar que salte sobresaltado. La cola es un mecanismo de defensa en la naturaleza y permite al jerbo escapar de los depredadores, y si se agarra podría dañarse fácilmente, desprenderse la punta o incluso la cola entera. En la mayoría de los casos se cura sola, pero nunca vuelve a crecer. Si tienes dudas sobre acerca de una lesión en la cola, es mejor que lleves a tu jerbo al veterinario para que lo examine. Recetará antibióticos si es necesario.

Productos Relacionados

Imágenes de Clientes

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!