Hay tiempo de espera debido a la gran demanda. Entra en nuestra página de Entrega para más información.

Patos, perros, gatos y ranas...

Los patos son criaturas amables pero les gusta tener su propio espacio. A las visitas no deseadas les pedirán que se alejen emitiendo un graznido determinado o incluso con mordiscos en los tobillos. Con los perros debes tener cuidado y dejar que se conozcan poco a poco. Los gatos no suelen molestar normalmente a la mayoría de los patos, pero las razas más pequeñas, como el pato miñón, que tiene aproximadamente el tamaño de una paloma, pueden estar en peligro. Si tienes gatos o gatos en el vecindario que capturan aves, procura mantenerlos alejados de tus patos.

Si tienes gallinas y quieres criar patos también, no deberías tener problemas. Cabe la posibilidad de que un pato macho intente aparearse con las gallinas, por lo que es recomendable solo criar hembras. Si tienes una rana como mascota o un caracol, lo más sensato sería mantenerlos fuera del alcance de tus patos, ya que podrían convertirse en su comida.

Imágenes de Clientes

Comentarios Leave a comment

There are no comments just yet