Hay tiempo de espera debido a la gran demanda. Entra en nuestra página de Entrega para más información.

Cómo lavar y secar a tu gallina

Normalmente las gallinas solo se lavan cuando participan en exhibiciones. Sin embargo, si tus gallinas están muy sucias y crees que no les vendría mal un lavado, te recomendamos seguir estas sencillas instrucciones.

El procedimiento básico es similar al de lavar el pelo a alguien en el fregadero o lavabo. Prepara un recipiente con agua templada, no caliente, y añade un poco de detergente o champú. Es importante sostener al ave con firmeza, pero manteniéndola segura, para evitar cualquier intento de fuga. El mejor método es sostener a tu gallinas por las patas con el dedo índice entre ellas y asegurarlas con el resto de dedos de la mano.

Ahora que tienes a tu gallina donde quieres, puedes empezar a lavarla. Lava las plumas como si fuera pelo, pero usando un cepillo de dientes o algo similar para quitar la suciedad de las patas.

Después de lavar, aclara la gallina con abundante agua limpia. Es probable que necesites repasar un par de veces para deshacerte de todo el jabón.

Finalmente, a menos que consigas que tu gallina se siente obendientemente delante de un radiador, un secador de pelo y toallas serán tu mejor apuesta. Seca las plumas como si se tratase de pelo. Frota con cuidado con la toalla quitar la peor parte de la humedad, sin dañar las plumas. Y para deshacerte de la humedad que quede, usa un secador de pelo como si fueras a secar tu propio pelo. No dejes que las plumas se calienten demasiado, podrían dañarse.

Productos Relacionados

Imágenes de Clientes

Comentarios Leave a comment

There are no comments just yet