Tarta de limón y merengue

Si no puedes ir esquiar este fin de semana...¡haz una tarta de limón y merengue! Podrás crear tus propias montañas en miniatura, inspiradas en las Dolomitas, las Rocallosas o incluso en el imponente Himilaya.

Al igual que para esquiar, se necesita un poco de práctica para hacer bien esta tarta, pero una vez que lo consigas, ¡sorprenderás a todo el mundo! Sírvela con una bola grande de helado de vainilla. 

Utensilios
Un molde de 20cm
Batidora eléctrica
Báscula
Horno precalentado a 200ºC

Ingredientes
Corteza y zumo de 2 limones
3 yemas de huevos de tus gallinas
3 cucharadas de harina de maíz (maicena)
275ml de agua
50g caster sugar
40g mantequilla derretida
un paquete de masa quebrada
Para el merengue
las claras de 3 huevos
120g azúcar glas

Preparación
Estira la masa dejando de espesor unos 3 mm y ponla en el molde, pínchala por todas partes con un tenedor y deja un buen borde, de unos 4 cm, considerando que se reducirá en el horno. Hornea durante 15 minutos, sácala y baja la temperatura del horno a 150ºC.

Ahora prepara el relleno. Añade una cantidad suficiente de agua a la harina de maíz y azúcar para hacer una pasta. Calienta el resto del agua en una sartén junto con la cáscara de limón y cocínala a fuego lento durante un minuto; después vierte el contenido sobre la pasta de harina de maíz. Pon ahora toda la mezcla en la sartén a fuego lento y cocínala revolviendo constantemente. La mezcla se volverá más densa, deja que hierva así durante un minuto. Ahora añade las yemas de huevo, después el jugo de limón y por último la mantequilla. Y vierte esta deliciosa crema de limón en la masa horneada.

Utiliza un recipiente grande y asegúrate de que la batidora y el recipiente están secos y no tienen grasa. Bate las claras a alta velocidad durante un minuto, estarán listas cuando seas capaz de poner el recipiente boca abajo sin que caiga nada. Si el huevo no permanece en el recipiente, bate de nuevo y añade un cuarto de azúcar glas por cada vez. Cuando hayas terminado el merengue, con cuchara grande de metal, cubre la tarta uniformemente simulando picos nevados. 

Mete al horno durante unos 35 minutos hasta que la parte superior se ponga de color marrón claro. Espera a que la tarta se enfríe una hora antes de comerla. ¡Sabrá mucho mejor!

Productos Relacionados

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!