La muda

A los patos les gusta lucir buen aspecto. Para conseguirlo, cambian de plumas una o dos veces al año sustituyendo sus plumas viejas por un nuevo conjunto reluciente. Afortunadamente, las plumas no caen todas de repente de la noche a la mañana. Primero, empiezan a salir las plumas de la parte posterior del cuello, siguiendo con la parte de la espalda, hasta terminar en la parte inferior. El proceso entero dura unas 6 semanas.

Las hembras mudan solo una vez al año, que coincide cuando tienen (o tendrían) a sus patitos. Para cuando los jóvenes estén listos para volar, la madre tendrá un conjunto nuevo de plumas. Los patitos tienen su primer conjunto a las 6-7 semanas. En esta etapa, hembras y machos son muy similares, pero pronto mudarán para conseguir un plumaje colorido.

Los machos cambian de aspecto dos veces al año, por lo que se podría decir que tienen un armario de verano y otro para invierno. Durante la época de celo, que es cuando tienen que estar lo más guapos posible para tener una oportunidad con la señora pato, su plumaje es colorido. Después de esta temporada (al final del verano), reemplazan sus mejores galas por un plumaje más sutil y camuflado para el invierno, parecido al de la hembra. Este plumaje, más apagado, permanece hasta el inicio del año siguiente. A lo largo del año en las alas mantienen las mismas plumas, para poder volar siempre y escapar de los depredadores.

Customer Images

Comentarios

There are no comments just yet

Dejar un Comentario

¡Consigue el Newsletter de Omlet!

Cerrar

Inscríbete para conocer las últimas noticias, ofertas especiales, concursos y mucho más. ¡Totalmente gratis!